La Semana Santa en España es muy conocida por el ambiente que se vive en sus calles, el sentimiento y la emoción, la tradición de las procesiones, la historia de esta y por supuesto, la gastronomía.
En España, la repostería estacional nos brinda dulces tan ricos como estos clásicos en Semana Santa, ¿quién no detecta a leguas el olor a torrijas o pestiños en esta época del año?
Los 6 dulces típicos de Semana Santa que vamos a comentar a continuación, se pueden presentar de diferentes formas, como por ejemplo las torrijas; desde las de leche hasta caramelizadas, dependiendo de cada casa y localidad presentan alternativas diferentes.
Visita el blog de Los Manueles para aprender más sobre gastronomía y algunas que otras recomendaciones a cerca de alimentación.

Torrijas

Las torrijas se llevan el primer puesto en nuestro blog debido a que es el dulce estrella en Semana Santa, en todas las localidades del país.

plato de torrijas, plato típico en semana santa 

Para preparar unas torrijas caseras necesitarás pan del día anterior; o un pan especial para torrijas que lo puedes encontrar en tiendas, y puedes elegir entre diferentes sabores. Una vez que tenemos el pan, lo empapamos en leche, se reboza en huevo y se fríe en aceite de oliva. Estas son las torrijas clásicas y tradicionales, pero alternativas como torrijas con miel, al horno, sin huevo, son una buena opción.

Leche frita

Este dulce es más común en el norte de la península, y gusta hasta los más pequeños. La leche frita está compuesta por pieles de naranja y limón, azúcar, canela y leche, es muy sencillo de preparar. Pon un colador encima de una olla, en el colador debes dejar la canela y las pieles de naranja y limón para verter mientras la leche y coja todo su sabor. Posteriormente, debes dejar hervir la leche hasta que esté espesa y lista para volcarla en un recipiente con azúcar. Para que la leche frita esté deliciosa, debemos dejar reposar y enfriar el recipiente durante un día. Después, se corta en cuadrados y se deja freír en aceite, hasta conseguir tonos dorados. 

Pestiños

Los pestiños es un dulce clásico de Semana Santa, más concretamente en Murcia, Andalucía o Murcia.
Como podéis comprobar las recetas de estos postres son bastante sencillas, en este caso los pestiños se hacen con una base de harina frita en aceite de oliva. Al igual que para los roscos, en el aceite donde se van a freír los pestiños se pueden verter un trozo de cáscara de limón para darle sabor, se añade el anís y se deja enfriar. Una vez listo, se mezcla con la harina y con vino blanco. Esto dará lugar a la masa de los pestiños, a la que daremos forma (tradicionalmente con forma de pañuelo, doblando dos esquinas hacia dentro).
El último paso es freírlos hasta que consigan un tono dorado. ¡Listo!

Tortas de aceite

Las tortas de aceite son un dulce que tuvo sus comienzos en Andalucía, pero se ha expandido por el resto del país. Para su elaboración necesitaremos ingredientes muy básicos y su preparación es igual de sencilla que las anteriores. Además de la receta tradicional que vamos a explicar a continuación, se pueden realizar de naranja, romero, tomillo y otras más.
Los ingredientes son aceite de oliva, anís en grano, harina, azúcar, levadura, sal, semillas de sésamo, licor de anís y agua. ¿Ya lo tienes? ¡Manos a la obra!
En primer paso, calentamos la sartén con aceite de oliva y el anís en grano, se retirará cuando el aceite empiece a salpicar y lo dejamos enfriar. En un recipiente añadimos los otros ingredientes, junto con el aceite y el anís freído anteriormente, lo movemos hasta conseguir una masa.
Por último, con la masa haremos la forma de una tortita bañada en azúcar que meteremos en el horno y cuando se enfríen, ¡Y las tortas de aceite estarán preparadas para comer! 

Roscos fritos

Los roscos o rosquillas son muy típicos en Andalucía durante Semana Santa, especialmente en la provincia gaditana. Una curiosidad que posiblemente no sepas sobre los roscos fritos, es que su origen es árabe.
Sus ingredientes son básicos, entre ellos el aceite, harina, huevos, leche, azúcar y levadura.
La masa de los roscos se realiza mezclando los ingredientes excepto la levadura y harina, mezclándolo todo hasta que quede bien para después mezclarla con la levadura.

buñuelos, plato típico en semana santa
Antes de freír los roscos en aceite de girasol, es importante dejar la masa durante 15 minutos reposar. Si quieres darle un toque de sabor, fríe un trozo de piel de limón para que los roscos cojan el sabor.
Una vez fritos, ¡Ya estarían listos para comer! 👩‍🍳

Buñuelos de cuaresma

Los buñuelos son más típicos en el norte, concretamente en la región de Aragón y de Cataluña. Su nombre se remonta a cómo se denominaban en la antigua Roma, donde tuvo su origen. Estos eran conocidos como «puñuelos», porque se amasaban con los puños.
Sus ingredientes no van más allá de los usados para otros dulces típicos en la época de Semana Santa, en este caso son: harina, leche, levadura y huevos. Este dulce también presenta alternativas como buñuelos salados o de calabaza e incluso pueden ir rellenos de chocolate o crema.
La receta de buñuelos es en primer lugar mezclar la harina con sal, azúcar y la levadura, a esto le añadimos la leche y el huevo hasta que se forme una masa, y si quieres conseguir un sabor más intenso, le puedes añadir esencia de vainilla. Finalmente, hacer reparticiones y freírlos en una olla.
Importante: los buñuelos deben flotar y no deben quemarse ni pegarse entre ellos.

Nosotros no podemos decidirnos por uno, ¿Y tú?

Desde Los Manueles te invitamos a visitarnos y probar nuestras meriendas típicas en Granada